Rutina de belleza antes y después de practicar ejercicio


Salir a correr, practicar yoga, jugar al pádel… cada vez hay más deportes que están de moda y, consecuentemente, hay más personas que los practican. ¡Y esto es genial! Siempre y cuando tengamos una relación sana con el deporte, conozcamos nuestros límites y no forcemos nuestro organismo.


Los beneficios de practicar deporte son infinitos, y ya sabéis que desde EQ nos encanta dedicar tiempo al cuidado de nuestro cuerpo y de nuestra mente. Desconectar de la rutina y sumergirnos en nuestros pensamientos es imprescindible de vez en cuando para seguir creciendo.


Sin embargo, no podemos dejar de lado el cuidado y la preparación de nuestra piel para estas horas de ejercicio. No te pierdas nuestros consejos, ¡y cuéntanos en los comentarios si lo estás haciendo bien o había algo que se te escapaba!


Antes de hacer deporte, es importante que tu piel esté limpia

Una buena limpieza facial es imprescindible antes de realizar deporte. Además de retirar cualquier resto de maquillaje del rostro, también nos ayudará a eliminar las impurezas de la piel y dejarla lista para poder oxigenarse durante el ejercicio.


No utilices limpiadores demasiado agresivos, y aquí incluimos exfoliantes físicos y químicos. ¡Nada de eso! Utilizar un gel limpiador será suficiente.


La protección solar no es una opción


Ya sea verano o invierno, si vamos a realizar ejercicio al aire libre, debemos aplicarnos protección solar. Si está nublado, no lo dudes: protección solar.


Además de proteger tu piel de los radicales libres del sol, si las temperaturas son bajas, lo mejor es que optes por una cold cream que proteja tu rostro de las agresiones del frío y del viento. Escoge una que tenga también propiedades hidratantes, como nuestra Cold Cream formulada con un 99% de ingredientes naturales. Recuerda que los labios son una de las partes del rostro más sensibles, así que debes protegerlos también del sol y del frío.

Calienta tus músculos antes de salir de casa

Igual de importante es preparar tu piel antes de salir de casa que preparar tus músculos. Estira y calienta antes de empezar a realizar el ejercicio físico de más intensidad.

Según tus necesidades y objetivos, puedes darle una ayuda extra a tu cuerpo con geles tonificantes o aceites calentadores. Te ayudarán a la preparación física y a obtener mejores resultados.

Y al llegar a casa… ¿qué?


La hidratación es fundamental. Bebe agua y estira correctamente para evitar molestias posteriores. Después de la ducha, hidrata tu cuerpo y tu rostro. Los geles relajantes son una opción a valorar si sientes entumecimiento o molestias después del ejercicio.

44 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo